«La Santa Sede es garante de que cada centavo llega a su destino»


Mons. Andrés Carrascosa, nuncio de su Santidad en Ecuador, ha grabado un testimonio en apoyo a la jornada del Domund. Nacido en Cuenca, ha recorrido el mundo al servicio de la Santa Sede y ha sido nuncio con anterioridad en Gabón, en la República del Congo y en Panamá. Conoce de primera mano cómo ayuda el Domund

En el vídeo de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana afirma: “Este 23 de octubre es el Domingo Mundial de las Misiones, el Domund. Es un momento para ser conscientes de nuestra responsabilidad como cristianos de ser discípulos y ser misioneros. Es el momento de orar por las misiones en toda la Iglesia. Es el momento de ayudar también a los misioneros a que lleven la buena noticia del amor de Dios a tantas personas de este mundo en el que estamos tan necesitados. Por eso, les invito a la oración, les invito a colaborar con la colecta del Domund porque este dinero llega a los lugares que ustedes menos piensen, y es la Santa Sede la que se hace garante, también a través de las nunciaturas, de que cada centavo llegue a su destino. Sean generosos, porque Dios ama a quien da con alegría”.

Mons. Andrés Carrascosa ha servido a la Iglesia en Liberia, Sierra Leona, Guinea Conakry, Gambia, Canadá, Dinamarca, Brasil, , República Democrática del Congo, Gabón, y ahora Ecuador, donde hay 8 territorios de misión, que reciben el apoyo del Santo Padre todos los años a través de Obras Misionales Pontificias.

En Ecuador, como nuncio, recorre todo el país y conoce todas las iniciativas de los misioneros. Así puede avalar con su firma todos los proyectos presentados a Obras Misionales Pontificias. Posteriormente, una vez aprobados en Roma, el dinero llega a las nunciaturas para que lo distribuyan. En declaraciones a Obras Misionales Pontificias reconocía: “Yo soy testigo de que este dinero llega hasta el último céntimo, y eso la gente lo tiene que saber”. Y añadía que, cuando la nunciatura recibe las ayudas, se hace una declaración de que esa cantidad ha llegado y de que se ha entregado. “Llevo haciendo esto toda la vida”.

Fuente: OMPRESS