Los niños de Dedza, protagonistas de la Infancia Misionera


Infancia Misionera Malawi

Cada año la Iglesia de Malawi confía a una de sus diócesis, son solo ocho, la responsabilidad de organizar a nivel nacional la celebración de la Jornada de Infancia Misionera. Este año le ha tocado a la diócesis de Dedza, más bien a sus pequeños preparar esta cita misionera.

La celebración tendrá lugar en Malawi el próximo 8 de enero de 2023, ligada a la Epifanía, pero ya desde inicios de este mes se ha comenzado la preparación de lo que será todo un acontecimiento en la diócesis. Situada en la frontera con Mozambique, la diócesis de Dedza cuenta con 400.000 católicos, y con una población mayoritariamente joven. Así que el 6 de noviembre hicieron el lanzamiento oficial con el rezo del Rosario misionero, dirigido por niños, seguida por una Misa. Antes de la celebración se hizo una ceremonia de entrega de la vela de la Epifanía y de rosarios. Niños llegados de la archidiócesis de Blantyre, la diócesis a la que le tocó este enero pasado organizar la Jornada, fueron quienes entregaron a las velas y los rosarios, dando el relevo a los niños de Dedza. A su vez, estos últimos entregaron un cirio y un rosario al propio obispo de Dedza, mientras aceptaban la responsabilidad de dirigir las actividades nacionales de Infancia Misionera durante el año 2023, cuando ellos a su vez den el relevo a otra diócesis.

Como siempre ha impulsado la Obra Pontificia de la Infancia Misionera, no se trata de “ayudar” a niños más necesitados, sino que sean los propios niños los que asuman el lema de la Obras, los niños ayudan a los niños. Es una Obra para niños, con niños y de niños que recuerda a la Iglesia lo que es y lo que debe ser según su vocación e identidad es en cierto modo su conciencia. La especificidad de la Obra de la Santa Infancia es la de hacer discípulos de Jesús, un tema siempre actual y el fin último de todos vida cristiana.

Fuente: OMPRESS