IAM Caracas celebró apertura de año jubilar


La Pontificia Obra de la Infancia y Adolescencia Misionera (IAM), una de las cuatro Obras Misionales Pontificias (OMP) de Venezuela, celebró en Caracas, el pasado sábado 13 de abril, la apertura de su año jubilar. Esto en ocasión de sus 60 años de presencia en Venezuela.

En la actividad participaron niños y adolescentes pertenecientes a la Obra y que hacen vida en colegios y parroquias. Fueron más de 150 los que participaron en esta apertura, acompañados de algunos animadores y representantes.

Se trató realmente de una fiesta misionera, comenzando con la celebración eucarística, pasando por dinámicas de grupos y un rally, hasta la catequesis sobre el tema “Quien nos ama nos ayuda”. Esto ayudó a la integración de las comunidades de la IAM de diferentes sectores de la ciudad, así como de motivación para la consolidación de nuevos grupos.

Cercanía del Secretariado Internacional

A propósito de la celebración, la Hna. Roberta Tremarelli, quien es la Secretaria General de la IAM, envió un mensaje a los niños y adolescente que hacen parte de la Obra. En su carta, la Hna. Tremarelli recuerda que “la obra la componen los niños, sus padres, sus animadores. Eso es lo hermoso. No solamente son evangelizados, sino que evangelizados van evangelizando ellos mismos a los demás”.

La IAM en números

Actualmente, la IAM en Venezuela cuenta con 6.700 niños y 1.647 adolescentes, distribuidos entre 448 comunidades de la Infancia Misionera y 168 de la Adolescencia Misionera, llamada en Venezuela Centimisión, en 38 Iglesias locales. Estos pequeños misioneros son acompañados por 615 animadores.